A pesar de la distancia que la separa de su familia, Charlene de Mónaco ni se rinde ni se ausenta. La princesa, que permanece en Sudáfrica desde el pasado mes de mayo, ha sabido hacerse notar a través de sus redes sociales con imágenes que muestran cómo está siendo su vida lejos del príncipe Alberto y los mellizos, Jacques y Gabriella.

Artículo relacionado

Inmersa en las causas sociales, Charlene publicaba este fin de semana una impactante imagen para apoyar la lucha contra la caza furtiva de rinocerontes, un proyecto en el que lleva involucrada varias semanas. En la instantánea -tomada en blanco y negro-, la sudafricana se muestra con diferentes abalorios étnicos atados al cuello y un maquillaje impactante que aporta mucha fuerza a su mirada.

Junto a la fotografía, unas palabras muy claras: "¡El cuerno de rinoceronte no mola! Unámonos para mi iniciativa Chasing Zero (cero caza) y acabemos con las atrocidades que ponen en peligro nuestro precioso mundo animal".

Unas palabras que, a pesar de que han sido apoyadas por miles de seguidores, también han tenido sus críticas y controversias, sobre todo teniendo en cuenta la situación de la princesa alejada del Principado desde hace meses a consecuencia de una infección de oídos que ha contraído en su país natal.

Charlene de Mónaco
Instagram

"¡Olvídate de tu esposo! Vive tu mejor vida y haz lo que te haga feliz", puede leerse entre los comentarios de la fotografía. "Mantente fuerte", ha escrito otro seguidor, mientras que alguien le aconsejaba volver a Mónaco: "¡Vete a casa con tus hijos!". Entre todos ellos, también hay palabras de lo más duras. "Estoy seguro de que [esta iniciativa] dará mucho consuelo a tus hijos mientras se preguntan qué diablos le pasó a su madre".

Palabras que se siguen sumando a los rumores de crisis de la sudafricana y su esposo, el príncipe Alberto de Mónaco, a pesar de que ella se ha empeñado en no dejar que su amor muera gracias a la infinidad de mensajes que está enviando a través de redes sociales. Por el momento, el monegasco no ha respondido ni ha dado señales de vida al respecto.