Charlene de Mónaco ha inundado estos días sus redes sociales con un viaje con el que no ha dejado indiferente a nadie. Sus imágenes formando parte de una patrulla de rescate de rinocerontes, contra la caza furtiva, han dado la vuelta al mundo. Ella en Sudáfrica, la tierra que la vio nacer, y su marido Alberto en el Principado, atendiendo el Gran Premio de Fórmula 1 junto a los pequeños Jacques y Gabriella, uno de los eventos más importantes del año.

Artículo relacionado

A la cita deportiva, Charlene no suele faltar ya que, al igual que su esposo, es una gran apasionada del deporte. Sin embargo, ha habido una razón de peso por la cual la princesa permanecerá en África unos días más de lo previsto sin poder volar: una infección ORL (otorrinolaringológica) que afecta a las vías respiratorias o los oídos.

Charlene de Mónaco
Instagram

"De viaje por el continente africano en el marco de una misión de conservación de la fauna, S.A.S. la Princesa Charlene sufre una infección ORL que no le permite viajar. Lamentablemente, no podrá asistir al Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco. S.A.S. La Princesa Charlene desea lo mejor al Automóvil Club de Mónaco, organizador del evento, así como a los pilotos y equipos implicados en esta gran competición automovilística", podía leerse en el comunicado emitido por el propio Palacio.

Por el momento, la cuñada de Carolina de Mónaco permanecerá en el continente africano a la espera de que su salud mejore. No se trata de una infección grave, pero los médicos recomiendan que no coja un avión hasta que los síntomas se tornen más leves.

[Imágenes: Instagram HSH Princess Charlene]