Ha sido ella misma la que lo ha confirmado. Charlene "necesita tiempo para abordar el problema" que le ha causado la infección otorrinolaringológica que ha contraído durante el viaje que realizaba el pasado mes de mayo a su país natal, una situación en la que no puede "forzar la curación", por lo que permanecerá "en Sudáfrica hasta finales de octubre".

Artículo relacionado

Entre rumores de crisis y especulaciones sin fin, la mujer del príncipe Alberto de Mónaco ha pasado su décimo aniversario de boda lejos de su familia, confesando que está siendo de lo más duro no poder ver a su marido ni a sus dos hijos, los mellizos Jacques y Gabriella. A pesar de que los medios de todo el mundo aseguran la crisis más complicada de la pareja, la princesa se esfuerza en demostrar en la distancia su amor y fidelidad.

Charlene de Mónaco
Instagram HSH Princess Charlene

Ahora solo queda esperar noticias del Principado, ya que desde Mónaco el soberano no ha querido pronunciarse al respecto: ni sobre los rumores de crisis, ni sobre los mensajes de su mujer. Hasta entonces, Charlene aún tiene que enfrentarse a dos meses más en la lejanía ya que todo apunta a que, por el momento, no recibirá una nueva visita de Alberto y los mellizos como sucedió a principios de junio.

Con molestias y recuperándose de las intervenciones que ha tenido, a la exnadadora le espera un verano de lo más peculiar. Después de haber formado parte de un proyecto que lucha contra la caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica, debe guardar reposo para curarse por completo lo antes posible.

Charlene de Mónaco
Instagram HSH Princess Charlene

Un periodo de descanso y reflexión que la princesa, inmersa en pleno invierno sudafricano, está aprovechando para colaborar con diferentes organizaciones sin ánimo de lucro, así como escuelas y centros dedicados a menores. Entre estas actividades, tal y como ella misma mostraba a sus hijos a través de una videollamada, ha tejido mantas para una guardería cercana a su lugar de residencia.

Otro de los proyectos en los que Charlene está inmersa a través de la Fondation Princesse Charlène es un desarrollo comunitario en Loumbila, provincia de Oubritenga (Burkina Faso) en colaboración con la Cruz Roja de Mónaco.

La fundación apoya dos aspectos principales: la natación para estudiantes de secundaria del Lycée Départemental de Loumbila; y el rescate acuático comunitario. La Federación de Rescate de Burkanabè, un socio de la Cruz Roja de Burkina Faso, está instruyendo a los pescadores de Loumbila en acciones rescate acuático y primeros auxilios. El objetivo es alcanzar en 2023 más de 150 salvavidas capacitados y equipados al servicio de la comunidad de Loumbila.

Por suerte, Charlene no está sola por completo, ya que su hermano Sean Wittstock vive en Sudáfrica junto a su familia, tal y como se pudo ver en la imagen de celebración que la princesa compartía hace unas semanas, junto a Alberto, Jacques, Gabriella y Aiva Grace, la hija de su hermano.

[Imágenes: HSH Princess Charlene / Fondation Princesse Charlène de Monaco]