Los diez meses de prisión sin beber alcohol y con asistencia obligatoria a una terapia psicológica a los que ha sido condenado Ernesto de Hannover han impactado al mundo entero. Pero hay alguien que, sin duda, ha recibido la noticia de manera más alarmante y personal, y esa es Carolina de Mónaco.

Artículo relacionado

La todavía mujer del príncipe alemán a pesar de llevar una década separados, no se ha pronunciado al respecto sobre los altercados y polémicas de Ernesto de Hannover. Ella ha continuado con su rutina, y ha reaparecido en escena participando en un encuentro en Mónaco entre el Comité Científico monegasco y la casa Chanel, a través de su sección de joyería. La cita se producía con motivo de un proyecto de investigación puesto en marcha en 2019 y con una vigencia de seis años con la intención de conocer mejor el coral rojo mediterráneo y promover la conservación de esta especie.

Carolina de Mónaco

Carolina de Mónaco reaparece tras la condena de Ernesto de Hannover.

Centre Scientifique de Monaco

La hermana mayor del príncipe Alberto de Mónaco acudía a la cita con un colgante en forma de rombo de este preciado biomineral. Un look que ha completado con una chaqueta de tweed de Chanel azul marino y blanco con cuello de camisa, una busa blanca de pico y pantalón azul, muy fiel a su estilo clásico y elegante.

Para rematar su elección, la princesa de Hannover ha añadido un accesorio muy primaveral: un bolso de Chanel de color verde menta con el que la royal ha rematado a la perfección su elección de temporada. De nuevo, Carolina ha aparecido luciendo con orgullo un cabello canoso, una elección que ya hemos visto también en su hermana Estefanía, además de en la reina Letizia.