Los Bernadotte se enfrentan a una crítica de lo más polémica que atañe a la princesa Estelle. En concreto, ha sido la política republicana Yasmine Larsson la que ha planteado serias acusaciones en un artículo publicado que se enfoca en el trato a la pequeña.

Artículo relacionado

"En mi opinión, la educación de Estelle Bernadotte viola varios artículos de la Convención sobre los Derechos del Niño, como el derecho a la privacidad y la protección de todas las formas de explotación", escribe la política en unas declaraciones recogidas por Svensk Damtidning. "La Familia Real la ha estado utilizando en contextos oficiales desde su infancia", añade.

Victoria, Daniel y Estelle de Suecia

Estelle de Suecia junto a sus padres en un acto público.

Gtres

A pesar de que puedan parecer unas acusaciones de lo más duras, lo cierto es que la primogénita de los príncipes Victoria y Daniel, de 8 años de edad, tiene menos privacidad que otros niños por tratarse de una figura pública.

En grandes eventos como su bautismo, escolarización, cumpleaños u otras citas familiares importantes, la Familia Real sueca suele proporcionar sin problema información y material fotográfico a la prensa. Unos datos a los que se suman las fotografías oficiales de la Corona, junto a su hermano Oscar.

Estelle y Oscar de Suecia

Los príncipes Estelle y Oscar en un posado oficial en Palacio.

Kungahuset

Sin embargo, cabe recordar que la princesa Estelle está llamada a ser reina de Suecia el día de mañana, como segunda en la línea de sucesión al trono, por lo que ella no es una niña normal. En palabras de Patrik Åkesson y Leo Pierini, integrantes del partido leal a la monarquía, las declaraciones de Yasmine Larsson podrían tener otra intención oculta.

"Es más bien una excusa para la implementación de su castigo ideológico de la sociedad y para establecer una república", escriben ambos en su artículo de respuesta. Durante años, la republicana ha mantenido una campaña para abolir de la monarquía. "No es ni serio ni particularmente respetuoso utilizar a una persona, una niña como la princesa Estelle, como una especie de murciélago en el debate", rebatían.

[Imagen inferior: Kungahuset]