El 17 de mayo es una de las fechas más especiales para el pueblo noruego. Cada año, sus ciudadanos salen a las calles repletos de orgullo para celebrar su Día Nacional durante una jornada en la que no faltan los actos protagonizados por la Casa Real.

Artículo relacionado

Este domingo, la crisis sanitaria por la que atraviesa el mundo no ha conseguido anular esta cita, pero sí ha provocado que se tomen medidas especiales y se modifiquen algunas de las tradiciones, así como el aforo que desde las calles de Oslo espera con entusiasmo el saludo de los miembros de la Familia Real.

Familia Real de Noruega

Sin dejar de cumplir con la tradición, los príncipes Haakon y Mette-Marit, acompañados por sus hijos, Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, han vestido los trajes regionales para unirse a la celebración con dos acompañantes muy especiales: sus mascotas Muffins Krakebolle y Milly Kakao, que ya han sido testigos de otros actos oficiales.

Un año más, la Familia Real salía a realizar su saludo desde la puerta de su residencia de Skaugum, en Oslo, así como al balcón con los reyes Harald y Sonia, mostrando en todo momento sus banderas nacionales.

Familia Real de Noruega

Tras la tradicional ceremonia religiosa, los reyes, los príncipes y sus hijos han subido a diferentes coches descapotables para realizar un recorrido "sorpresa" por las calles de la capital noruega. El soberano Harald y su esposa encabezaban este desplazamiento subidos al coche más antiguo de la Corona (1939).

Su primera parada ha sido en el centro de mayores Solgarden, donde sus residentes recibían la visita entusiasmados agitando sus banderas noruegas. Más tarde, la Familia Real realizaba una visita al centro de actividades de Borgenbråten, una cooperativa de vivienda de la ciudad de Borgen dirigida a facilitar el alojamiento a personas con discapacidad. Allí, Haakon y Mette-Marit han querido reconocer la labor de estos centros, que han tenido vital importancia durante la actual pandemia.

Familia Real de Noruega

Muy sonrientes y emocionados, los seis miembros de la Casa Real noruega han protagonizado un Día Nacional de lo más atípico, una fecha que la princesa Marta Luisa también ha querido conmemorar: "¡Feliz cumpleaños Noruega! ¡Hip hip hurra! La era del coronavirus está cambiando las tradiciones y haciéndonos mirarlas con otros ojos para encontrar nuevas oportunidades. Tened un gran 17 de mayo todos juntos".

Además de una fotografía en la que se la ve acompañada de un caballo, la hija menor de los reyes Harald y Sonia ha subido una imagen dinámica en sus stories en la que aparecen también sus tres hijas, Maud Angélica, Leah Isadora y Emma Tallulah, agitando enérgicamente las banderas de su país y saltando desde la escalinata de su residencia.

[Fotografías: Det Norske Kongehuset]