Las Casas Reales de Europa inician uno de los momentos más especiales y emotivos del año: las Navidades. Y, en los países escandinavos, las tradiciones cobran gran importancia durante estas fiestas. Si hace unos días pudimos ver a los príncipes Estelle y Oscar de Suecia celebrando la fiesta de Santa Lucía, ahora es el turno de Noruega, quien ha querido iniciar este periodo abriendo el álbum familiar de Haakon y Mette-Marit.

Artículo recomendado

Victoria de Suecia comparte la imagen más tierna y navideña de sus hijos, Estelle y Oscar

Victoria de Suecia comparte la imagen más tierna y navideña de sus hijos, Estelle y Oscar

Con la princesa Ingrid Alexandra como protagonista, la Casa Real de Noruega ha compartido una serie de fotografías en las que se ve a la familia del heredero Haakon preparando la decoración navideña a lo largo de los últimos años.

Una vez más, la primogénita de los príncipes herederos tiene un papel primordial en las fotografías, saliendo en todas (a diferencia del resto de la familia) y, en el caso de dos de ellas, de manera individual adornando con figuritas navideñas un árbol y otros rincones de la residencia principesca.

Haakon, Mette-Marit, Ingrid Alexandra y Sverre Magnus de Noruega
Det Norske Kongehuset

Hace algunos años más, se puede ver a los príncipes junto a sus hijos realizando "sus propias decoraciones de Navidad en 2006", tal y como se explica junto a las fotografías. "En Skaugum (la residencia del hijo de los reyes Harald y Sonia y su familia), tienen adornos tradicionales de la época de la Princesa Heredera Märtha, y muchos de ellos vienen de Suecia".

Noruega se suma así a la inauguración navideña del Principado de Mónaco, en la que la princesa Charlene se convertía en la gran ausente de esta cita dejando a su marido Alberto, a su cuñada Carolina y a varios Grimaldi a cargo de los mellizos Jacques y Gabriella. Por su parte, Margarita de Dinamarca también iniciaba hace unos días su peculiar calendario de adviento, con el que va mostrando a lo largo de los días diferentes rincones de Palacio a través de sus monigotes de papel.

[Imágenes: Det Norske Kongehuset]