El 2020 no consiguió que se cancelara el Día del Rey en Holanda, una festividad que se celebra cada 27 de abril con motivo del cumpleaños del soberano Guillermo. En esta ocasión, fueron cancelados la mayor parte de los eventos previstos, pero esa no fue razón para que los Orange vivieran con felicidad y orgullo esta fecha tan señalada para el país.

Artículo relacionado

Sin grandes reuniones ni felicitaciones presenciales ni grandes festejos, los 53 años del esposo de la reina Máxima pasaron algo más desapercibidos que cualquier otro año, una circunstancia que parece que la Casa Real no está dispuesta a repetir.

Familia Real de Holanda

En 2020, la Familia Real de Holanda celebró un Día del Rey de lo más íntimo y discreto.

Gtres

Con el Fin de Año a la vuelta de la esquina y las planificaciones para 2021 ya en marcha, parece que los Países Bajos sí tendrán un Día del Rey más especial que el de hace unos meses, con la ciudad de Eindhoven como la elegida para el gran festejo. Es la primera vez en 25 años que la familia real celebra su fiesta principal en la región. En 1986 fue Deurne, ahora Eindhoven.

A pesar de que el programa dependerá de la situación en la que esté la pandemia, el servicio de información del Gobierno (RVD) ha anunciado que la festividad sigue adelante. "Un Día del Rey tradicional en el que la Familia Real camina o conduce por la ciudad no encaja realmente con el ADN de Eindhoven", advertía el alcalde Jorritsma. "Un Día del Rey parcialmente digital nos permite mostrar a nivel nacional e internacional cómo es Eindhoven y lo que la gente tiene para ofrecer", se informaba anunciando que los planes exactos aún están por definirse.

Guillermo de Holanda

El próximo 27 de abril Guillermo de Holanda celebrará su cumpleaños en el Día del Rey en la ciudad de Eindhoven.

Gtres

En cualquier caso, sí se celebrará el cumpleaños del rey Guillermo, que cumplirá 54 años. "Este Día del Rey debería ser para todos en Eindhoven y debería transmitir un sentimiento de solidaridad y orgullo. Un rayo de esperanza en estos tiempos difíciles. Una fiesta que se puede celebrar, así se lo demostraremos a los ciudadanos de Eindhoven", insistió el alcalde de la ciudad.