Serán unas Navidades diferentes, de eso no cabe duda. Y los cambios empiezan a hacerse reales. En la Casa Real de Dinamarca, la reina Margarita ya ha anunciado que se cancelan los tradicionales festejos con los que cada año se da la bienvenida al Año Nuevo.

Artículo relacionado

En concreto, la Gran Gala del día 1 de enero ha sido anulada para evitar un empeoramiento de la crisis sanitaria, ya que se trata de una recepción que se iba ofrecer al Gobierno y a los representantes de la Corte y del país, protagonizada por la propia soberana.

Reina Margarita

La reina Margarita en la tradicional recepción de Año Nuevo, el 1 de enero de 2019.

GTRES

El cambio se ha anunciado a través de un comunicado emitido desde la Casa Real en el que también se concreta que tampoco se realizará el evento que iba a tener lugar ese mismo día con el Cuerpo de Oficiales, el Cuerpo Diplomático, las Fuerzas Armadas y la Agencia Danesa de Emergencias.

A las cancelaciones del primer día del año se le suman las de los días 4 y 5 de enero, cuando la madre del príncipe Federico tenía previsto acudir a un acto con las organizaciones nacionales y las entidades de las que es patrona.

Margarita de Dinamarca

Durante la recepción de Año Nuevo, la soberana de los daneses luce sus mejores galas.

Gtres

Muy a su pesar, ya que la monarca de los daneses es conocida por ser una gran amante de las celebraciones de Navidad, y desde Palacio se muestra desde comienzos del mes de diciembre un gran espíritu de ilusión y magia, este 2020 estará marcado por los cambios y la austeridad. Además de las reducciones de aforo, la situación invita a ser cautos y a no celebrar excesivamente ninguna fecha especial.

No es la primera vez que la Corona de Dinamarca cancela esta importante y tradicional recepción desde que la reina Margarita accedió al trono en 1972. En 2005, con motivo del tsunami que sufrió el sudeste asiático esa misma Navidad, la Corona decidía no celebrar esta cita e invertir todos los esfuerzos en ayudar a los afectados.

Margarita de Dinamarca

La reina Margarita sí pronunciará el discurso de Año Nuevo, unas solemnes palabras que, como cada año, dirigirá a los ciudadanos el 31 de diciembre.

Gtres

Lo que sí se mantiene -por el momento- es la fiesta que cada año se celebra en el Castillo de Christiansborg el día 4 de enero, una recepción en honor del primer ministro y de otros representantes del Gobierno y de la vida pública y política del país que, en esta ocasión, será más reducida que normalmente y contará con estrictas medidas de seguridad.

Tampoco faltarán las palabras dedicadas a la nación que la reina Margarita pronuncia en su tradicional discurso de Fin de Año y que se emite a través de televisión a las 18:00 horas. Un momento de lo más solemne que este año tendrá una carga emocional mucho más importante.