Una vez más, y ya hacía tiempo, los Grimaldi vuelve a juntarse. No han estado todos, pero la mayoría sí ha querido apoyar a Camille Gottlieb, la hija pequeña de la princesa Estefanía, en su papel como madrina del bautizo del barco Monaco One, un catamarán que conectará el Principado con el municipio italiano de Ventimiglia.

Artículo relacionado

A sus 22 años, la joven se ha convertido en protagonista de una jornada a la que han acudido tanto su madre como sus hermanos, Pauline y Louis Ducruet, además de su cuñada, Marie Chevallier. Tampoco han faltado sus tíos, los príncipes Carolina y Alberto, aunque sí se ha notado la ausencia de Charlene de Mónaco. La mayor de los Grimaldi ha vuelto a destacar por su elegancia, vestida con el favorecedor abrigo azul pastel que lució Día Nacional de Mónaco de 2019.

Camille Gottlieb

Luciendo un favorecedor traje de pantalón y chaqueta y calzada con unas deportivas, Camille ha llegado al puerto de Mónaco del brazo del príncipe Alberto, y allí ha sido la encargada de soltar la cuerda que estrelló la tradicional botella de champán en el casco del barco, tal y como es costumbre en el mundo náutico.

Camille Gottlieb es la única de la familia que no ocupa un puesto en la línea de sucesión monegasca. Nacida de la relación extramatrimonial de la princesa Estefanía y el que fue su su guardaespaldas, Jean Raymond Gottlieb, la joven no pertenece a la Casa Real de Mónaco por el simple hecho de que sus padres nunca se casaron.

Casa Real de Mónaco

Precisamente por ese motivo, Camille tiene un protagonismo mínimo en los eventos del Principado, razón por la que sus tíos Alberto y Carolina han querido otorgar importancia a este día tan especial para ella. Una ocasión perfecta para ver a los tres príncipes juntos, algo que no hacían públicamente desde el pasado mes de junio.

[Imágenes: Palais Princier de Monaco]