Todavía con la resaca de su mediática boda, a Carlota Casiraghi no le ha quedado más remedio que regresar al trabajo. La hija de Carolina de Mónaco le dio el 'sí quiero' a Dimitri Rassam, padre de su hijo pequeño, Balthazar, hace solo cinco días, pero las responsabilidades mandan.

Artículo relacionado

Y es que la boda de la princesa casi ha coincidido en el tiempo con uno de los eventos ineludibles de su agenda, el Foro de los Encuentros Filosóficos, que preside desde hace cuatro años. Para Carlota es muy importante esta cita literaria, que creó junto a su profesor Robert Maggiori.

Tan imprescindible es este evento para la joven monegasca que no ha dudado ni un segundo en quedarse sin luna de miel, por el momento claro.

No se sabe cuándo arrancará el viaje de recién casados de Carlota y Dimitri, pero hay muchas ganas de volver a ver a la princesa tras su enlace. Será en la tarde de este viernes y en Mónaco.