Como orgullosa embajadora de Chanel e inmersa en la Filosofía y la Literatura, Carlota Casiraghi ha encontrado en los Literary Rendezvous (encuentros literarios) de la maison francesa la mejor manera de unificar sus grandes pasiones y conseguir una vida social mucho más sosegada pero interesante que la que solía frecuentar hace unos años.

Artículo relacionado

En esta nueva edición en la Rue Cambon de Chanel, la hija de Carolina de Mónaco ha compartido una selección de libros que mezclan géneros y épocas literarias, todos ellos con un nexo en común: son historias escritas y contadas por mujeres.

Entre las ocho lecturas en las que va a sumergirse este verano, Carlota ha propuesto a las autoras Dolores Redondo (La cara norte del corazón); Sally Rooney (Conversaciones con amigos); Joyce Carol Oates con Blonde, una novela feminista obre Marilyn Monroe; Zelda Fitgerald (Resérvame el vals); Zadie Smith (Grand Union); Rachel Cusk y su A contraluz; Deborah Levy (El coste de vivir); y Heptamerón, una colección de 72 novelas breves escritas por la reina Margarita de Navarra.

Como imprescindible para las vacaciones estivales, la hermana de Andrea y Pierre Casiraghi ha recomendado El trigo verde, de Colette. Para ella es "sinónimo de verano", capaz de "conmover" como le pasó a ella cuando era adolescente. Porque es ahora cuando, con algo más de tiempo, podemos hacer una inmersión en la lectura y entregarse al "placer de leer".

Carlota Casiraghi

La hija de Carolina de Mónaco, embajadora de Chanel y mediadora en 'Les Rendez-vous littéraires rue Cambon' de la 'maison'.

Chanel

"Me gusta variar los estados de ánimo, los placeres, tener una selección de libros un tanto ecléctica y no necesariamente libros con el mismo tono. Me gusta la variedad de libros que llevo conmigo", explica Carlota en su vídeo para Chanel. Para ello, ha confesado que "una hamaca con una hermosa vista al mar" es el lugar idóneo para disfrutar de la lectura, aunque también podría ser "n dormitorio donde puedas estar solo para leer".

Una vez más, la hija de la princesa Carolina sigue los pasos de su madre como fiel embajadora de Chanel. Para la ocasión ha lucido una veraniega blazer de algodón blanca con rayas verticales negras y solapas y forro con estampado multicolor. Se trata de una pieza perteneciente a la colección Primavera-Verano 2021. Como complemento perfecto, unas finas gafas cat eye firmadas por la maison, con montura metálica aportaban aún más elegancia a su presentación.