La literatura se ha convertido en una de las grandes pasiones de Carlota Casiraghi. Lejos quedan sus años de fiestas y vida pública, en los que se exponía a los medios de comunicación sin control. La hija de la princesa Carolina de Mónaco, centrada en su familia numerosa, ha encontrado en la lectura una de sus formas de vida.

Artículo recomendado

Carlota Casiraghi, presidenta en los premios de sus encuentros filosóficos, vestida de Chanel

Carlota Casiraghi, presidenta en los premios de sus encuentros filosóficos, vestida de Chanel

Embajadora de Chanel, una de las firmas que siempre ha estado en su casa a través de su madre y otras mujeres Grimaldi, Carlota ha fusionado elegantemente la moda con la literatura a través de los Literary Rendezvous (encuentros literarios) de la maison francesa. El último vídeo que ha grabado dentro de este marco han sido sus recomendaciones literarias para este verano.

Cuatro libros escritos por mujeres "que abren nuevos mundos" e invitan a reflexionar sobre diferentes aspectos de la vida, explica la sobrina de Alberto de Mónaco en esta reunión informal con la autora estadounidense Erica Wagner en una terraza de Mónaco con impresionantes vistas al mar. "La pasión, la lucha, la determinación por convertirse plenamente en ellas mismas sean cuales sean sus circunstancias", añade.

En la grabación, Carlota vuelve a convertirse en la mejor embajador de Chanel luciendo un suéter de manga corta en color crema con estampado de punto de cruz con motivos en tonos pastel. Con el pelo recogido, combina su elección con unas gafas de sol XL en carey, también firmadas por la maison francesa.

Carlota Casiraghi
Chanel

Carlota afirma que el verano es uno de los mejores momentos para aprovechar a leer esos libros que tenemos pendientes. "Viajar a lugares desconocidos" incluso si el las vacaciones se pasan en casa.

Sus cuatro recomendaciones para este verano son las siguientes: The Second Woman, escrito por Louise Mey, un thriller psicológico que habla sobre el abuso doméstico; Pura pasión, de Annie Ernaux, un intenso testimonio de deseo y pérdida en formato breve; Brujas, por Mona Chollet, una obra que se basa en el trabajo de filósofos y poetas como Simone de Beauvoir y Adrienne Rich, y que invita a la reflexión sobre el estereotipo -aún vigente- de la mujer vista como una "bruja"; Y El refugiado desagradecido: lo que los inmigrantes nunca te cuentan, escrito por Dina Nayeri en el que la autora narra su propia historia desde cuando, con ocho años, tuvo que huir de Irán con su madre y su hermano para comenzar una nueva vida en Italia.