El segundo día de los reyes Felipe y Letizia en Suecia no podía acabar de otra manera que no fuera con una cena de gala por todo lo alto. Los monarcas Carlos Gustavo y Silvia de Suecia han querido homenajear a sus invitados con una velada muy especial en el Palacio Real de Estocolmo.

Artículo recomendado

La reina Letizia brilla con vestido de H&M de 300 euros y su tiara más valiosa en su cena de gala en Suecia

La reina Letizia brilla con vestido de H&M de 300 euros y su tiara más valiosa en su cena de gala en Suecia

A la cita no han faltado Victoria y Daniel de Suecia, ni tampoco Carlos Felipe y su mujer Sofia que, a diferencia de la menor de los tres hermanos, también viven en Estocolmo junto a sus tres hijos. Reyes y príncipes se han reunido así en El Mar Blanco, una sala dedicada anteriormente al baile y que, al no utilizarse prácticamente para tal función, se aprovecha para este tipo de banquetes anuales.

Los reyes Felipe y Letizia en la cena de gala de Suecia
Gtres

Se trata de un espacio muy especial para la Casa Real sueca, en el que se han celebrado las reuniones más íntimas de la familia, así como bienvenidas a otros royals con los que mantienen una estrecha relación. En el techo, pueden admirarse impresionantes frescos que datan del siglo XVIII.

Con el objetivo de mantener las medidas de seguridad sanitarias, los monarcas de Suecia y sus invitados se han dispuesto en una mesa con forma octogonal, y no en la imperial, delicadamente decoradas con vajilla y otros adornos en plata, candelabros y flores. Junto a los reyes Felipe y Letizia han acudido 90 invitados entre los que se encontraba una ilustre representación de la delegación española, representantes del parlamento y el gobierno sueco y demás autoridades, además de representantes del mundo científico, cultural y empresarial.

Los reyes en la cena de gala en Suecia

Los reyes Felipe y Letizia en su cena de gala en Suecia.

CordonPress

Sobre la mesa, los monarcas han podido degustar diferentes elaboraciones de la gastronomía sueca como la trucha ártica y el caviar de río, además de deliciosas recetas dulces para poner la guinda a la cena.

Para la ocasión, y deslumbrando una vez más con un estilismo de gala, la reina Letizia ha lucido un diseño de la firma escandinava H&M y que comparte con la princesa Victoria. El vestido, de color azul marino, está confeccionado en tejido de tul brillante, con cuerpo entallado y voluminosa falda voluminosa en dos capas.