El positivo por covid-19 de los reyes Carlos Gustavo de Suecia y, días más tarde, de los príncipes herederos Victoria y Daniel, ha vuelto a poner en escena a Carlos Felipe y Sofia, quienes han mantenido una agenda institucional de lo más rebajada desde el nacimiento de su tercer hijo el pasado mes de marzo.

Artículo recomendado

El recuerdo con el que Carlos Felipe y Sofia de Suecia han conmemorado el bautizo del pequeño Julian

El recuerdo con el que Carlos Felipe y Sofia de Suecia han conmemorado el bautizo del pequeño Julian

En su reaparición con motivo de la sustitución que han hecho este lunes a los monarcas suecos asistiendo al evento Celebremos 100 años de Democracia que ha tenido lugar en el anexo del estadio Aviccii Arena en Estocolmo, Sofia Hellqvist se ha convertido en protagonista absoluta gracias a un llamativo cambio de look.

Carlos Felipe y Sofia de Suecia
Gtres

La cita ha sido un claro homenaje a los 100 años cumplidos desde que las primeras cinco mujeres ocuparon sus escaños en Riksdag, el Parlamento sueco, por lo que no podía faltar una figura real femenina en el encuentro. Se trata del término de una reforma que ha sido clave en la historia de la democracia del país.

La mujer del príncipe Carlos Felipe ha acudido estrenando un favorecedor flequillo con el que se ha convertido en la noticia del día. Lo combinaba con vestido de estampado geométrico en rosa y morado, firmado por la diseñadora alemana Dorothee Shumacher. En sus pies, ha lucido sus salones joya en rosa fucsia de Manolo Blahnik.

Sofia de Suecia
Gtres

Los complementos escogidos por la cuñada de Victoria y Magdalena de Suecia también llamaron la atención. Entre ellos, un pequeño bolso en piel de color negro, de Bottega Veneta, y unos pendientes colgantes con grandes perlas y piedras a juego, un modelo XL firmado por Raven.

Una estilismo más que llamativo con el que la princesa ha querido brillar en su primera aparición pública junto al príncipe Carlos Felipe. Ambos se han mostrado muy cercanos y cómplices, una actitud más que habitual entre ellos que muestra el momento tan dulce que están viviendo después de formar una familia numerosa de lo más idílica y encantadora.