Carlos Felipe y Sofia de Suecia, que han sido padres por tercera vez a finales del mes de marzo, han reaparecido juntos para darle la bienvenida al verano. Y lo han hecho con una imagen de lo más idílica y estival, compartida a través de las redes sociales y en la que es posible ver a la pareja feliz y muy unida.

Artículo relacionado

"Feliz solsticio de verano de nuestra parte", deseaban junto a todos sus seguidores en el que es el primer posado desde de la llegada del pequeño Julián y con el que se han convertido en una preciosa familia numerosa. El hijo y la nuera de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia ya tienen a Alexander y Gabriel, de cinco y tres años, quienes dieron la bienvenida al benjamín muy entusiasmados.

Muy cómplices y sonrientes, Carlos Felipe y su mujer han posado con estilismos de lo más informales y relajados. La princesa Sofia, con un vestido con botones de nácar de color verde y estampado de flores que firma Odd Molly Reese, de manga corta y que cuenta con un cuello con volante alrededor y falda midi.

La cuñada de Victoria y Magdalena de Suecia, que estrena flequillo, entrelaza su mano derecha con la de su marido, y apoya la otra en la rodilla del príncipe Carlos Felipe, quien viste unas bermudas en azul intenso, a juego con los bordados de su camisa blanca.

Sofía de Suecia

La instantánea recuerda mucho a las que los príncipes se tomaron durante el verano pasado cuando, acompañados de sus dos hijos, realizaron una ruta por Suecia como los mejores embajadores del turismo en su país.

Ahora, el nacimiento del pequeño Julian volverá a reunir a toda la familia con motivo de su próximo bautizo (14 de agosto), ya con la princesa Magdalena de vuelta en su país por vacaciones. Un encuentro de lo más esperado que la benjamina de los Bernadotte ha confesado que ha echado mucho de menos durante todo este tiempo de pandemia.

[Imágenes: Prinsparet]