Carlos Felipe y Sofía Hellqvist han dado la bienvenida al verano con una preciosa imagen que han compartido a través de su perfil en Instagram. En ella hemos sido testigo de todo lo que han crecido sus dos hijos: Alexander y Gabriel, de 3 y 2 años, respectivamente.

La familia ha disfrutado de una ya tradicional escapada de verano a la casa de Villa Mirage en Sainte-Maxime ubicada en la Riviera Francesa, lugar en el que se realizó esta bonita instantánea por parte de la fotógrafa Josefine Persson.

Artículo relacionado

"Os deseamos un buen verano" citaba el texto junto a una imagen en la que Alexander aparecía en los brazos de papá y Gabriel junto a mamá. Ha llamado la atención el gran parecido que existe entre los niños, y es que ambos tienen los ojos rasgados y unos labios finos que, probablemente, han heredado de Sofía.

La última vez que vimos a los pequeños fue hace un año, con motivo de la celebración del bautizo de Adrianne, la hija pequeña de la princesa Magdalena.

Carlos Felipe y Sofía

En solo unos días, se trasladaran al palacio de Solliden, la residencia de verano de la Familia Real sueca, en lo que prometen ser unas vacaciones de lo más entretenidas, sobre todo para los más pequeños. Allí, el príncipe Alexander y Gabriel se reunirán con el resto de sus primos: Estelle, Oscar, Leonor, Nicolás y Adrienne.