Carla Vigo Ortizha vuelto a Zarzuela por Navidad. La sobrina de la reina Letizia, hija de su hermana fallecida Erika Ortiz, ha estado invitada a palacio, con lo que, de nuevo, ha retomado la relación con su familia materna y, sobre todo, con sus primas hermanas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Carla ya estuvo en Zarzuela invitada a la comida familiar con motivo del 14 cumpleaños de Leonor, el pasado 31 de octubre.

La reina Letizia quiso que su sobrina –la díscola de la familia– no estuviera lejos de ellos en estas fiestas navideñas y la invitó a pasar la Nochebuena con ellos. Y no solo eso, se ha sabido que Papá Noel la tuvo muy presente y le dejó como obsequio unos pendientes de perlas de la firma Tous, según informó en exclusiva un confidente en 'Socialité'. Carla ha compartido una imagen en su Instagram con sus pendientes nuevos.

Carla Vigo Ortiz

Artículo relacionado

Este mismo informador aseguró que Carla estaba muy contenta, ya que es una joven a la que le encanta estar con la familia. Desgraciadamente, la vida de Carla dio un vuelco cuando su madre, Erika Ortiz, se quitó la vida en febrero de 2007, cuando ella apenas tenía seis años y medio. Sus padres estaban separados y Carla pasó de vivir con su madre a vivir con su padre. Su tía Letizia, no obstante, se convirtió en su tutora hasta que cumplió la mayoría de edad en octubre de 2018.

El confidente explicó en 'Socialité' que Carla también va a ir en Nochevieja a tomar las uvas con sus tíos y sus primas y, según el citado informador, Carla ha dejado escrita una carta a los Reyes (a los Magos de Oriente, claro está) en la que pide un regalo para su tía Letizia.

La relación entre tía y sobrina se enfrió a raíz de la decisión de Carla de ser actriz e influencer y, sobre todo, por su sobreexposición en las redes sociales. Carla, pese a ello, jamás ha traicionado a su regia familia, pues nunca ha desvelado interioridades de palacio ni nada que pudiera incomodar a su tía. Esta actitud, seguramente, ha terminado por convencer a la reina Letizia de que su sobrina no irá nunca contra los intereses de la casa real.