Ha sido el portal británico Daily Mail quien ha sacado a la luz esta terrible experiencia que vivió Camilla Parker el 25 de julio de 2018. La duquesa de Cornuealles volvía a su residencia en Wiltshire después de asistir junto a su marido, el príncipe Carlos, al Show de las Flores de Sandringham cuando protagonizó uno de los peores momentos de su vida.

Según narra dicho diario, el piloto del helicóptero tuvo que desviar su rumbo hasta en dos ocasiones para evitar colisionar contra dos aviones que se cruzaron en su camino. Un riesgo "alto" por el que Camilla llegó a temer por su vida. Según una fuente, "en la primera ocasión, el piloto del avión se había distraído con los pasajeros de atrás" y no escuchó las advertencias del controlador, mientras que una hora más tarde fue un planeador el que obligó al piloto a dar un gesto brusco.

Artículo relacionado

Al parecer, Camilla iba sola porque su marido permaneció en Norfolk mientras el helicóptero que le transportaba a ella despegó a las 13 horas de Anmer Hall para llevarla sana y salva a casa. Afortunadamente, todo se quedó en un susto y Camilla ha seguido disfrutando de sus continuos viajes en avión.

Camilla y Carlos