Bután ha vivido uno de sus mayores cambios con la bonita historia de amor entre el rey Jigme y la reina Jetsun. Fue en 1997 cuando el por entonces príncipe de 17 años se enamoró de una niña de 7 años, hija del piloto Jetsun Pem, durante un pícnic familiar.

Artículo relacionado

El heredero al trono de Bután no lo dudó un segundo. Estaba seguro de que Jetsun era su alma gemela, un amor por el que ha luchado desde entonces y con el que ha renunciado a la posibilidad de tener más mujeres. Sin pensarlo dos veces, y poniéndose de rodillas, Jigme fue franco: "Cuando seas adulta quiero que seas mi esposa".

Familia Real de Bután

Unas precipitadas palabras repletas de sentimiento que continuaron vivas durante años, hasta que ya como adultos pudieron conocerse mejor, a pesar de la distancia en numerosas ocasiones en las que ella estuvo estudiando en Londres e India.

Pero en 2008 hubo cambio de planes. El rey Jigme Singye Wangchuck (nacido en 1955) dimitía de su cargo y Jigme Khesar Namgyel asume el trono como el quinto rey dragón. "K5", como lo llaman sus compatriotas, gestiona un acto de equilibrio entre lo moderno y lo tradicional. Está abierto al mundo occidental, pero aún se las arregla para preservar la cultura de Bután.

Familia Real de Bután

El 20 de mayo de 2011, el rey Jigme anunció su compromiso con Jetsun Pema, de 19 años, durante una reunión parlamentaria. "Aunque es joven, tiene un buen corazón y tiene carácter", explicaba soberano su elección.

Cinco meses después, la pareja se casó en una ceremonia tradicional que se convirtió en todo un espectáculo. Todo el país fue invitado a las celebraciones de tres días en las que más de 500 artistas mostraron sus habilidades.

Familia Real de Bután

"Nuestra boda debería ser un asunto familiar y la gente de Bután es mi familia", aseguró por entonces el mandatario. El evento fue televisado para acercarlo aún más a todos los ciudadanos. Una gran sorpresa si se tiene en cuenta que la televisión siguió prohibida en Bután hasta 1999.

Por amor a su mujer, el soberano cambiaba el rumbo de su país. Él ha mostrado en todo momento el amor hacia su mujer, adaptándose a las tradiciones occidentales y dejando de lado la opción de la poligamia, renunciando así a poder tener varias mujeres. Cabe recordar que su padre contrajo matrimonio con cuatro esposas.

Familia Real de Bután

A punto de cumplirse su décimo aniversario de boda, la pareja ha formado una familia encantadora protagonizada por sus dos príncipes: los pequeños Jigme Namgyel, de cuatro años, y Jigme Ugyen, de diez meses, quienes acapararon todos los focos en el 12º aniversario de la coronación del soberano.

[Imágenes: Royal Office of Bhutan]