Ella es la "reina" de la elegancia, y en cada aparición pública corrobora este reconocimiento. Hablamos de Beatrice Borromeo, concretamente en la cena de gala que la firma Dior ha celebrado en el Teatro La Fenice de Venecia. Como ejemplar embajadora de la firma francesa, la esposa de Pierre Casiraghi ha acudido del brazo de su marido enfundada en un espectacular estilismo.

Artículo recomendado

Beatrice Borromeo, una diosa de Dior en el desfile crucero de la 'maison' en Atenas

Beatrice Borromeo, una diosa de Dior en el desfile crucero de la 'maison' en Atenas

Como una auténtica y sofisticada "princesa gótica", la italiana ha lucido una pieza de Alta Costura de color negro con estratégicas transparencias. Se trata de una de las piezas de la colección que Maria Grazia Chiuri presentó en el desfile de Primavera-Verano 2018, compuesta por dos partes: una interior, que cuenta con un corpiño con culotte en tela negra; y una exterior, creada con una tela transparente que cubre desde el cuello hasta los pies con un gran remolino de lazos de terciopelo negro y con la que es posible intuir la preciosa figura de Beatrice Borromeo.

Beatrice Borromeo
Cordon Press

Para completar su look, la nuera de Carolina de Mónaco ha escogido un elegante abrigo-capa anudado con un lazo atado por encima de la clavícula y las medias de lunares que se adivinan bajo la falda, que ocultaba un poco más el cuerpo de la italiana.

Un maquillaje natural que resaltaba su piel nívea, y una coleta pulida dejaron todo el protagonismo a los pendientes XXL con grandes esmeraldas engarzadas en una estructura dorada. El conjunto, recuerda a uno de los looks inmortalizados en el famoso Baile Surrealista que celebró Marie-Hélène de Rothschild en 1972.