Después de algunas críticas y de ser comparada con su homóloga en Bélgica (la princesa Elisabeth), Amalia de Holanda ha tomado una importante decisión sobre su futuro que afectará el tiempo que permanezca sin atender compromisos institucionales como heredera de los Países Bajos.

Artículo recomendado

Amalia de Holanda celebra sus notazas mientras que la educación de Leonor sigue siendo toda una incógnita

Amalia de Holanda celebra sus notazas mientras que la educación de Leonor sigue siendo toda una incógnita

La primogénita de los reyes Guillermo y Máxima ha renunciado a la dotación que, en cuanto cumpla 18 años, le correspondería como futura reina de Holanda. Una cifra que asciende a los 1,5 millones de euros al año tal y como se indicó el pasado mes de septiembre con motivo del Prinsjesdag o la apertura del Parlamento holandés, en el que se dan a conocer los presupuestos para el 2021, abriendo así un nuevo año laboral.

Guillermo Máxima y Amalia de Holanda
Gtres

De esta asignación real, en 2021 la princesa iba a recibir únicamente la parte correspondiente -107.000 euros- a los días en los que tuviera más de 18 años, es decir, 18, ya que su cumpleaños es el 7 de diciembre. Pero Amalia ha decidido renunciar a esta paga mientras continúe su formación académica.

Así lo ha comunicado a través de una carta escrita a mano que ella misma enviaba el viernes al primer ministro holandés, Mark Rutte. Entre sus palabras, Amalia también informaba de los planes que tiene para su futuro más cercano. "Ayer recibí la noticia de que aprobé mi examen final por lo que espero tomarme un año sabático después de las vacaciones de verano para ir después a la Universidad".

Amalia de Holanda
Gtres

"El 7 de diciembre de 2021 cumpliré 18 años y comenzaré a recibir los beneficios económicos en función a aquello que marca la Ley, una parte como ingresos y otra como asignación para gastos", explicaba la primogénita de los reyes en su escrito. "Me resulta incómodo siempre que pueda ofrecer poco a cambio, mientras otros estudiantes lo tienen mucho más difícil, especialmente en esta época incierta de covid-19".

Una muestra de madurez y generosidad que, tras muchas críticas por esta asignación debido al poco compromiso que la princesa tiene por el momento para con la Corona, ha sido muy bien recibida por los ciudadanos holandeses. Amalia sigue así los pasos de Elisabeth de Bélgica, quien también ha renunciado a esta suma mientras siga su formación académica y militar.

Amalia de Holanda
Gtres

Las palabras ponen en el punto de mira a la princesa Leonor que, a pesar de ser algo menor que sus homólogas Elisabeth y Amalia, sigue sus pasos y hasta se adelanta a ellas en cuanto a representación institucional. "Decido devolver los ingresos hasta que finalice mis estudios. Asimismo, siempre que no deba incurrir en altos costos en mi posición como princesa de Orange, reembolsaré también mi asignación para gastos de personal y material", concluye la carta de Amalia de Holanda.