El futuro de Amalia de Holanda, heredera de los Países Bajos y que el próximo mes de diciembre cumplirá 18 años, ha sido toda una incógnita. Mientras otras princesas y príncipes de Europa han ido desvelando sus planes para el próximo curso, como ha sido el caso de Leonor de España o Christian de Dinamarca, todo estaba en el aire en cuanto a los planes de la primogénita de Máxima y Guillermo de Holanda. Hasta ahora.

Artículo relacionado

Con una agenda institucional de lo más reducida hasta que cumpla la mayoría de edad, petición expresa de sus padres, Amalia, Alexia y Ariane protagonizan contadas apariciones públicas, aunque nunca faltan al Día del Rey, que homenajea el cumpleaños de su padre y durante el cual captan las miradas de todos.

Amalia, Alexia y Ariane de Holanda

Amalia de Holanda plantea tomarse un tiempo sabático antes de cumplir los 18 años.

Gtres

Mientras que el futuro de la segunda hermana ya se ha aclarado hace unas semanas -compartirá internado en Gales con la princesa Leonor-, los planes de Amalia estaban en el aire. Durante el pasado día 27, la prensa pudo hablar con la heredera, que ha revelado algunos de sus planes para los próximos meses, retomando su idea de tomarse un tiempo sabático antes de comenzar con sus responsabilidades institucionales.

Tal y como ha informado HLN, la heredera se centrará en los exámenes finales de su formación académica, que comenzarán el 17 de mayo, día del cumpleaños de su madre. "Casi como si lo hubieran planeado a propósito. Es una pena porque antes o después no podré participar en las festividades que habrá. Lo celebraremos más tarde".

Máxima, Amalia, Alexia y Ariane de Holanda

Las tres hijas de Máxima y Guillermo de Holanda tienen, por el momento, una agenda institucional muy reducida.

Gtres

Siempre teniendo en cuenta la situación sanitaria, Amalia querría tomarse un tiempo para conocer otros países como hace cualquier chica de su edad. "Viajar un poco por el mundo, hacer cosas que quizás no pueda hacer en veinte años. Por ejemplo, las prácticas que se llevan a cabo en empresas muy interesantes, pero aún no está claro".

Una pregunta que su hermana Alexia, de 15 años, contestaba con más naturalidad: "Tengo la libertad de elegir en lo que quiero convertirme cuando sea mayor. No lo sé todavía, pero me gustaría poder hacer algo que se adapte a mis propios intereses". Junto a la pequeña Ariane, de 14 años, las tres princesas comentaron la situación actual reconociendo que a ellas también se les impide hacer muchas cosas que echan de menos.