Parece que hay un par de mellizos más en Mónaco, al margen de los pequeños Jacques y Gabriella. Y es que sus padres, los príncipes Alberto y Charlene, aparecían vestidos iguales para inaugurar este martes el Torneo de Rugby Mónaco Sevens 2021, que se celebrará en el estadio Luis II del principado y que suponen la antesala a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Artículo relacionado

Una cita que Alberto y Charlene no se podían perder ya que ha sido la Federación Monegasca de Rugby la organización que ha apoyado la celebración del campeonato mundial, además del Gobierno de Mónaco y otros socios institucionales. Los resultados del campeonato, en el que se batirán 24 equipos, serán clasificatorios para Tokio 2021.

Alberto y Charlene de Mónaco, y Gareth Wittstock

Alberto y Charlene de Mónaco, junto a Gareth Wittstock, han acudido a la presentación del 'Torneo de Rugby Mónaco Sevens 2021' vestidos a juego.

La sorpresa de su presencia ha sido el estilismo escogido por ambos príncipes. Tanto el soberano como su mujer han optado por lucir elegantes trajes a juego, en color granate, representando al Principado, y con el escudo del mismo en el pecho. A simple vista, el look parecía de lo más colegial.

Junto a ellos, también a conjunto, ha estado Gareth Wittstock, hermano de Charlene. En sus mascarillas, prácticamente iguales a diferencia de los colores, aparecía la inscripción de Mónaco.

Alberto y Charlene de Mónaco

Ha sido la Federación Monegasca de Rugby la organización que ha apoyado la celebración del campeonato mundial.

La elección de Charlene, algo más femenina y elegante, contaba con camisa negra y chaleco granate, pantalones acampanados y tacones, con los que no ha dudado en practicar unos pases de rugby. Por su parte, los hombres del clan optaban por camisa blanca y corbata negra.

Una vez más, la sudafricana destacaba por su atrevido corte de pelo, que en esta ocasión ha peinado liso hacia abajo, con el flequillo ladeado y la nuca al descubierto, consecuencia de su rapado.

Charlene y Alberto de Mónaco

Charlene de Mónaco vuelve a llamar la atención con su atrevido corte de pelo, que en esta ocasión ha peinado liso hacia abajo, con el flequillo ladeado y la nuca al descubierto.  

Ya que el sorteo del campeonato tendrá lugar en Mónaco a finales de abril, se espera que los príncipes monegascos vuelvan a acudir al evento juntos, mostrando su apoyo al deporte como tantas veces hacen. Desde el Principado se han organizado otros torneos paralelos, como el de niños del Sainte-Devote, que se celebra, además de con el apoyo de la Federación Monegasca de Rugby, con el de la Fundación de la Princesa Charlène de Mónaco.

[Imágenes: Palais Princier de Monaco]