Tras varios días separados por diferentes compromisos institucionales y sociales, Alberto y Charlene de Mónaco vuelven a compartir agenda en el Palacio del Príncipe. En concreto, la pareja ha recibido a varios invitados con un cóctel de verano en el que han podido descubrir de primera mano las nuevas creaciones de la colección Alhambra en apoyo a la Princess Grace Foundation-USA, fundada por la madre del príncipe Alberto.

Artículo recomendado

Alberto y Charlene de Mónaco afianzan sus 11 años de matrimonio estrenando idílico retrato oficial

Alberto y Charlene de Mónaco afianzan sus 11 años de matrimonio estrenando idílico retrato oficial

Los asistentes, pertenecientes a la casa Van Cleef & Arpels que se dedica a la creación de piezas de alta joyería, y una de las favoritas de la princesa Charlene a la hora de combinar con sus estilismos, han acompañado a la pareja para descubrir esta nueva muestra que donará parte de los beneficios recaudados a la citada fundación.

Para la ocasión, y siguiendo la línea sobria y sencilla de sus últimas apariciones, la princesa ha escogido un elegante vestido largo en color azul marino, con el detalle de un volante que va desde el escote hasta los pies. La prenda cuenta con un cuello camisero XL, escote en pico y mangas a la altura del codo.

Charlene de Mónaco
Palais Princier de Monaco

Su melena extra corta y con un pronunciado color platino, así como un imponente colgante de brillantes firmado por Van Cleef & Arpels y a juego con unos discretos pendientes han sido todos los complementos que Charlene ha escogido para esta visita.

Alberto y Charlene se han convertido, así en los mejores anfitriones del Palacio del Príncipe. Se ha tratado de una cita en la que se les ha visto muy relajados, posando junto a los asistentes.

[Imágenes: Palais Princier de Monaco]