Ya todo es inútil. Los esfuerzos de Charlene de Mónaco por erradicar los rumores de crisis en su matrimonio no están sirviendo de nada, al contrario, parece que han provocado que las conjeturas se mantengan más vivas que nunca señalando un divorcio inminente en la pareja.

Artículo relacionado

El silencio del príncipe Alberto, muy criticado hasta el momento, llegaba a su fin hace unos días con una entrevista que el soberano concedida a la revista People en la que ha intentado también eliminar los rumores de que algo va mal en su matrimonio. "No se marchó porque estuviera enfadada conmigo, ni con nadie. Viajó hasta Sudáfrica para evaluar el trabajo que su fundación hace allí y pasar un poco de tiempo con su hermano y algunos amigos... No se fue al exilio", explicaba el soberano.

Alberto y Charlene de Mónaco
Instagram HSH Princess Charlene

Sin embargo, las palabras más que ahuyentar los rumores los han avivado más, ya que ni Charlene ni Alberto han sido nunca propensos a dar explicaciones, mucho menos a enviarse mensajes cariñosos en público o a mostrar imágenes familiares tan "forzadas", tal y como apuntan algunos medios internacionales como Bunte o Paris Match.

Las cuestiones sobre las visitas tan breves de Alberto y los mellizos Jacques y Gabriella, o por qué Charlene no regresa en otro medio que no sea un avión (en barco, por ejemplo), continúan señalando la que se considera la peor crisis entre los príncipes.

Alberto, Jacques y Gabriella de Mónaco
Palais Princier de Monaco

El protagonismo de Jacques y Gabriella, que ha sido prácticamente nulo hasta hace unos meses, también da que pensar que el príncipe Alberto los está preparando para "sustituir" el vacío que dejará Charlene tarde o temprano. Los mellizos incluso han protagonizado un acto junto a su tía, la princesa Carolina de Mónaco, en el que incluso Gabriella ha aparecido en silla de ruedas. Un gesto en el que puede comprobarse la exposición que se les quiere dar a los pequeños contra cualquier altercado.

Queda esperar a que llegue octubre y con él la vuelta tan esperada y anunciada de Charlene. Por el momento la princesa no muestra síntomas de mejora ya que ha tenido que ser intervenida recientemente de nuevo.