"Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma irá a la montaña". Y así ha sido. Retenida en Sudáfrica desde hace semanas debido a una infección otorrinolaringológica, Charlene de Mónaco se ha perdido grandes citas del Principado a las que sí han acudido el príncipe Alberto y sus mellizos, Jacques y Gabriella.

Artículo recomendado

En primera persona: Charlene de Mónaco narra su emocionante experiencia en Sudáfrica

En primera persona: Charlene de Mónaco narra su emocionante experiencia en Sudáfrica

Pero el tiempo y la distancia han hecho mella en la familia, por lo que el soberano no lo ha dudado y ha cogido un avión junto a sus pequeños para reunirse con su mujer en su país de origen. A su llegada, el clan de Alberto de Mónaco se ha reunido para celebrar el quinto cumpleaños de una sobrina de Charlene: Aiva Grace, la hija menor de su hermano pequeño Sean Wittstock y su mujer Chantell Violet Serfontein, quienes mantienen en el continente africano una vida mucho más discreta que la de Gareth Wittstock.

"¡Feliz quinto cumpleaños, Aiva! Todo mi amor, tu tía Charlène", ha publicado la sudafricana en su cuenta de Instagram. Una imagen con la que se ha confirmado la visita de Alberto y los mellizos y en la que no falta una gran tarta temática. Además de la estampa, que muestra a la perfección el entorno en el que se encuentran, la princesa también se ha mostrado muy cercana a la cultura y el estilo africanos.

A su radical corte de pelo con mitad de la cabeza rapada, la cuñada de Carolina de Mónaco ha sumado un gran pendiente atrapasueños, un talismán que filtra los sueños reteniendo en sus redes las pesadillas y permitiendo que únicamente pasen los buenos. En la reunión familiar, Charlene luce un look muy distendido y cómodo, con un jersey gris de gran cuello alto.

Y la mañana siguiente... ¡la familia al completo a disfrutado de una jornada de safari! Una de las actividades principales en este destino con la que Jacques y Gabriella podrán hacer una buena inmersión en la tierra natal de su madre. De nuevo, Charlene ha compartido una imagen en la que se puede ver a su marido y los mellizos subidos a un coche todoterreno, junto a su hermano y los dos hijos de este.

Ahora queda esperar si la princesa continúa compartiendo fotografías de su aventura africana en familia. Una experiencia de lo más emocionante para ella ya que tiene la oportunidad de mostrarle a Alberto, Jacques y Gabriella el país que la vio nacer.

Charlene de Mónaco
Palais Princier de Monaco

Charlene ha estado varios días formando parte de un equipo de lucha contra la caza furtiva de rinocerontes. Una vivencia que ella misma ha calificado de "muy emocionante".

"Haré cualquier cosa para proteger a los rinocerontes, incluyendo la recaudación de fondos y educar a mis hijos sobre la conservación de esta especie", explicó la princesa sobre su experiencia entre esta majestuosa especie en peligro de extinción.