Alberto de Mónaco, contagiado por segunda vez por covid-19 el pasado 13 de abril, retomaba este domingo su agenda, horas antes de la reaparición de su mujer Charlene, en un posado familiar realizado hace varios días. El soberano volvía a atender su agenda pública sin la princesa, que por el momento continúa lejos de Palacio.

Artículo recomendado

Alberto de Mónaco ve trastocados sus planes de Semana Santa al dar positivo en covid por segunda vez

Alberto de Mónaco ve trastocados sus planes de Semana Santa al dar positivo en covid por segunda vez

Lo ha hecho para acudir a una de sus citas deportivas favoritas del año, el torneo Masters 1000 de tenis del Principado, que ha tenido lugar en el Montecarlo Country Club. Junto a su sobrina Mélanie-Antoinette Costello de Massy, presidenta de la federación monegasca de este deporte, el soberano atendía el evento vestido de traje de chaqueta y corbata.

Alberto de Mónaco y Mélanie-Antoinette Costello de Massy
Gtres

Alberto y su sobrina han presenciado el partido desde el palco presidencial, en ausencia de Charlene y de los mellizos Jacques y Gabriella, vistos horas antes junto a su tía Estefanía por el Día Mundial del Circo, una de las citas favoritas de la menor de los Grimaldi. El encuentro proclamaba ganador al tenista griego Stefanos Tsitsipas frente al español Alejandro Davidovich.

Se trata de la primera cita que el monegasco atiende desde su segundo contagio por covid-19. El pasado miércoles el Principado informó de que Alberto de Mónaco es "asintomático", por lo que su estado de salud no era "preocupante" y podía continuar "trabajando a distancia, en contacto permanente con los miembros de su gabinete, su Gobierno y también con sus colaboradores cercanos adaptándose a las reglas sanitarias en vigor".

Alberto de Mónaco y Mélanie-Antoinette Costello de Massy
Gtres

Por el momento, parece que Charlene seguirá lejos de los compromisos institucionales y los medios de comunicación. Desde su regreso el pasado 12 de marzo, únicamente la hemos visto en la estampa familiar que desde el Principado compartían horas después de la reaparición de Alberto. Una imagen de lo más idílica que la pareja ha protagonizado junto a sus hijos Jacques y Gabriella felicitando, un año más, las fiestas de Pascua.