La polémica entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle sigue dando que hablar, también en las Casas Reales de Europa. A las palabras de Carlos de Habsburgo-Lorena, quien criticaba la manera en la que los duques de Sussex habían afrontado esta complicada situación, se ha sumado Alberto de Mónaco.

Artículo relacionado

No es la primera vez que el soberano monegasco habla sobre los complicados momentos que han vivido Harry y Meghan, pero en esta ocasión ha sido más crítico con la manera de actuar de la pareja.

Meghan Markle príncipe Harry

Meghan Markle y el príncipe Harry, durante su entrevista con Oprah Winfrey

Cadena CBS

"Es una situación difícil en la que estaban. Entiendo muy bien que estaban bajo mucha presión, pero creo que esas conversaciones deberían quedar dentro de la familia. Esto no debería estar disponible públicamente", ha opinado en BBC World News. El monegasco ha admitido que incluso le "molestó un poco" la situación.

Cuando se le preguntó sobre qué consejo le daría a Harry, el marido de la princesa Charlene fue contundente y claro: "Les deseo lo mejor, pero es un mundo difícil y espero que tenga el juicio y la sabiduría para tomar las decisiones correctas".

Cabe recordar que en julio de 2017 Alberto ofreció unas declaraciones en las que reconocía lo difícil que era formar parte de la realeza. "Sobre todo, en la familia real británica, que siempre ha sido escrutinada por la prensa como nadie", previendo que "tarde o temprano, tendrán que enfrentarse a los ataques violentos".

Alberto de Mónaco y Harry
Gtres

Unas palabras que se recordaban dos años más tarde, cuando Harry y Meghan se encontraban en un huracán mediático tras el nacimiento del pequeño Archie. Sintiendo empatía por la situación que atravesaban los duques de Sussex, Alberto de Mónaco se pronunciaba al respecto al coincidir con el príncipe Harry en la final de la Copa del Mundo de rugby en Japón. "Entiendo completamente sus razones", aseguraba el soberano en una entrevista exclusiva a la revista People a la vez que le expresaba todo su "apoyo y solidaridad".

"Lo entiendo en el sentido de que debe hacer lo que sea necesario para asegurar su privacidad", continuaba. Como consejo, Alberto le dijo que "a veces, solo tienes que ignorarlo y seguir adelante. A veces solo nos queda ignorar a esa persona que está siendo demasiado inquisitiva y dura contigo". Porque lo mejor, insistía, "es no prestar atención".