Parece que Alberto de Mónaco se ha olvidado de predicar con el ejemplo y, muy a su pesar, ha sido pillado in fraganti. Sin mascarilla ni distancia de seguridad, el soberano monegasco disfrutaba recientemente por todo lo alto de una celebración del OktoberFest. y el vídeo que lo corrobora ya ha circulado por todas las redes sociales.

Artículo relacionado

Nada ejemplar ya que, sin irnos más lejos, fue precisamente Alberto de Mónaco el señalado ante el contagio por coronavirus de Carlos de Inglaterra, quien daba positivo tras coincidir con el monegasco -afectado también- en un evento. A pesar de que el marido de la princesa Charlene salía airoso de la situación, sin verse afectado de gravedad, no quita para que se muestre respetuoso y civilizado con las medidas de seguridad impuestas en el Principado.

Han sido los principales medios de comunicación del Principado de Mónaco los que han mostrado la cara más irresponsable de Alberto II. En las imágenes, no hay rastro de mascarillas entre los asistentes, ni tampoco se respetan la distancia de seguridad y el límite de aforo que aunque varía en función del país, se recomienda en cualquier caso que no supere las 10 personas dentro de los locales cerrados, tal y como era el caso.

Una irresponsabilidad que, para más inri, ha sido inmortalizada por el propio soberano, que no dudó en ningún momento en hacerse fotos y vídeos con algunos de los asistentes. La polémica está servida.