La noche de este jueves 23 de septiembre Mónaco celebraba una de sus veladas más importantes del año: la Gala por la Salud del Planeta, una de las citas solidarias favoritas de la princesa Charlene a la que acuden celebridades y rostros conocidos de todo el mundo y que este año, por primera vez, ha tenido lugar en el Palacio del Príncipe en lugar de en el tradicional Gran Casino de Montecarlo.

Artículo relacionado

El evento tiene como objetivo la recaudación de fondos para la Fundación Príncipe Alberto II y la Fundación Princesa Charlene, instituciones volcadas en la preservación del planeta y el desarrollo de programas educativos para jóvenes de todo el mundo. Por lo que siempre son los príncipes monegascos los protagonistas de una cita que este año se ha visto marcada por la ausencia de la sudafricana.

Gala por la Salud del Planeta en Mónaco
Gtres

Una falta que el príncipe Alberto ha suplido con uno de sus grandes apoyos, la princesa Carolina, además de sus sobrinos Andrea Casiraghi y Pauline Ducruet con su novio, Maxime Giaccardi. Tampoco ha faltado el que se ha convertido en el representante de Charlene en Mónaco, su hermano Gareth Wittstock.

Pero si ha habido una nueva protagonista de la velada, ella sin duda ha sido Sharon Stone, quien recibía el premio Lifetime Achievement Award que reconoce su compromiso humanitario a lo largo de los años. Como como invitada de honor, la actriz estadounidense acudía del brazo del príncipe Alberto, eclipsando y "sustituyendo" a Charlene por una noche.

Alberto y Carolina de Mónaco y Sharon Stone
Gtres

La complicidad de Sharon Stone y Carolina de Mónaco también quedó en evidencia durante la noche, unos gestos entre ellas imposibles de no comparar con la fría relación entre la hermana del soberano y su esposa.

Como no podía ser de otra manera, la princesa lució un diseño clásico de Chanel con cuello redondo, manga francesa y falda n dos capas, todo ello en tejido de brocado vegetal. Una pieza que pertenece a la colección Alta Costura Primavera/Verano 2021 de la maison francesa.

Alberto de Mónaco y Sharon Stone
Gtres

Por su parte, la actriz estadounidense optó por un estilismo mucho más llamativo: un vestido morado de escote corazón con falda a capas abullonadas de Dolce&Gabbana que complementó con un pequeño bolso de mano y sandalias de tacón de la misma casa.

Como joyas, Sharon optó por la joyería Chopard con piezas de incalculable valor: unos pendientes de oro blanco de 18k engastados de diamantes talla pera y talla brillante y un anillo de oro blanco de 18k engastado con una aguamarina talla oval de 13.44 quilates, aguamarinas y diamantes. Todo es poco para brillar junto a un príncipe... al menos por una noche.