Las protestas constantes en Jordania a causa de la corrupción desenfrenada y las políticas económicas son constantes desde hace años. Un reclamo que se ve afectado por la excesiva riqueza de la Familia Real, que en ocasiones ha tenido que ofrecer comunicados explicando parte las cuentas que se manejan en Palacio.

Artículo recomendado

Rania de Jordania se convierte en la perfecta anfitriona de Harald y Sonia de Noruega

Rania de Jordania se convierte en la perfecta anfitriona de Harald y Sonia de Noruega

Pero en todo este asunto hay un nombre que destacada por encima de todo, el de Walid al-Kurdi, el propio tío del rey, quien ha sido condenado por mantener problemas con la justicia desde hace muchos años. Acusado de corrupción y de abusar de su cargo como director ejecutivo y presidente de Jordan Phosphate Mines, la empresa minera estatal encargada de explotar las minas de fosfatos más importantes de Oriente Medio, la sentencia le exige 18 años de prisión.

Rania de Jordania

Rania de Jordania se ha mostrado muy implicada con la pandemia, preocupándose por las vacunas y reclamando un sistema más igualitario.

Se trata de la cuarta vez que el empresario recibe una condena con motivo de las protestas que diferentes medios del país se han atrevido a reportar. La primera de ellas fue en 2013, cuando un tribunal jordano lo condenó a 37 años y medio de trabajos forzados y le impuso una multa de 378,8 millones de dólares, además de congelar sus activos en el país.

Siete años más tarde, Walid al-Kurdi era condenado por partida doble: a tres años de prisión y casi 10 millones de dólares por el delito de prevaricación; y a nueve años de prisión y 12,7 millones de dólares, con motivo de la firma de acuerdos con varias empresas desde su posición de poder y sin tener en cuenta los procedimientos legales.

Artículo recomendado

Haya de Jordania bate récords con un divorcio millonario por el que recibirá más 650 millones de euros

Haya de Jordania bate récords con un divorcio millonario por el que recibirá más 650 millones de euros

Ahora le llega una cuarta sentencia que ha contado con nada menos que 27 testigos que se han ofrecido voluntarios para dar sus testimonios. Una vista en la que el propio tío del rey no ha estado presente, al igual que ha hecho en las otras tres anteriores. Por el momento, y desde 2013, Walid al-Kurdi permanece en Reino Unido, sin posibilidad de que las autoridades hachemitas puedan traerlo de vuelta a Jordania.