Nada mejor que un comunicado oficial para aclarar las dudas de los ciudadanos. Y así lo han hecho los reyes Abdalá y Rania de Jordania explicando, antes de verse inmersos en una polémica de mayor volumen, de dónde proviene el dinero que guardan en Suiza.

Artículo recomendado

Rania de Jordania se convierte en la perfecta anfitriona de Harald y Sonia de Noruega

Rania de Jordania se convierte en la perfecta anfitriona de Harald y Sonia de Noruega

Los monarcas hachemitas, titulares de varias cuentas en el banco suizo Credit Suisse, reúnen una suma que supera los 215 millones de euros, tal y como ha informado The Guardian. Ante esta noticia, rápidamente se ha publicado un comunicado oficial en el que se asegura que se trata de una "información inexacta, desactualizada y engañosa que se está utilizando indebidamente con la intención de difamar a Su Majestad y Jordania y distorsionar la verdad".

Rania de Jordania

Rania de Jordania se ha mostrado muy implicada con la pandemia, preocupándose por las vacunas y reclamando un sistema más igualitario.

La Corte Real hachemita explica, además, que "se multiplicaron las cantidades calculando los mismos saldos varias veces", y que gran parte de la suma real se ha obtenido por "la venta de un avión Airbus 340 que se cambió por un Gulfstream, más pequeño y menos costoso", en concreto 187 millones de euros.

Actualmente el soberano se desplaza en esta nueva adquisición, habiendo vendido las dos naves que heredó de su padre. "Permitió ahorrar una cantidad que se usa junto con los fondos y activos de su Majestad Abdalá II para cubrir los gastos privados de la familia hachemita, además de financiar varias iniciativas reales durante los últimos años", explica el comunicado.

Abdalá y Rania de Jordania

Pero aquí no acaba todo, ya que Rania de Jordania también es titular de varias cuentas en Suiza. Con respecto a ellas, se ha informado de que están destinadas a los cuatro hijos del matrimonio, los príncipes Iman, Hussein, Salma y Hashem, pero que por el momento es la reina las que las maneja ya que son menores de edad.

"El Tribunal Real hachemita reitera que la ayuda exterior está sujeta a un escrutinio profesional ya que su gasto y uso están completamente documentados por el Gobierno, los países y los donantes, de manera institucional dentro de acuerdos de cooperación sujetos a los más altos niveles de supervisión y gobernanza", añade el comunicado explicando que los bienes y los activos financieros del rey Abdalá son independientes de la Tesorería estatal, y que los fondos públicos y son administrados por la Institución Real.

"Cualquier afirmación que vincule los fondos de estas cuentas con dinero público o ayuda exterior es una calumnia sin fundamento, un intento de difamar y distorsionar la verdad y un ataque sistemático y continuo a la reputación y el prestigio de Su Majestad el Rey y de Jordania desde que se publicaron informes similares el año pasado", se concluye desde la Corte Real de Jordania.

[Imágenes: Queen Rania Al Abdullah]