Son 70 los años que este lunes 23 de agosto cumple Noor de Jordania. La norteamericana Lisa Halaby -así conocida hasta su matrimonio con Huseín, el que fue rey de Jordania- lo dejó todo para iniciar una nueva vida lejos de su tierra natal al conocer y enamorarse a primera vista de un apuesto mandatario de Oriente Medio.

Artículo relacionado

La pareja se conoció en 1975 cuando una joven con raíces en Inglaterra, Escocia, Suecia y Siria aterrizaba en la capital jordana para visitar a su padre, por entonces afincado lejos de casa con el objetivo de una compañía internacional de aviación civil ubicada en Ammán por petición del mandatario del país.

Noor de Jordania
Gtres

Un viaje en el que, sin ella saberlo, conocería al amor de su vida, que fue fotografiado junto a su padre ese mismo día. Dos años más tarde, Lisa Halaby y el rey Huseín se daban el "sí, quiero" en el palacio de Zahran en una breve ceremonia tradicional islámica. La joven novia vestía de Christian Dior, un modelo en seda de estilo sencillo, bohemio y relajado, con el que conquistó no solo al país que la acogía, sino también al mundo entero.

Convertida al islamismo y en la cuarta mujer del mandatario, Lisa Halaby fue proclamada reina de Jordania y cambió su nombre por Noor al-Hussein -que significa "la luz de Huséin", nombre que escogió para ella su esposo.

Noor de Jordania
Gtres

Desde entonces, la norteamericana se dedicó a los cuatro hijos que tuvo con su esposo además de los otros ocho anteriores de su marido, pero no quiso desligarse de su pasión por la moda, convirtiéndose en una de las reinas de Oriente Medio más admiradas por su elegancia y estilo. De ahí que sus viajes a París fueran continuos, unas escapadas que le permitieron regresar al que fue su mundo durante muchos años.

Junto al rey Huséin, Noorfue reina durante 26 años -hasta la muerte de su marido de un cáncer linfático en 1999-, cuando ella tenía 47 años. Fue entonces cuando comenzó a movilizar reformas progresistas para mejorar la situación de las mujeres en su país, tanto a través de organizaciones como la ONU o su propia fundación.