Discreta, sencilla, elegante y, durante mucho años, alejada de los medios y de las cámaras. Alexandra de Hannover, la hija menor de Carolina de Mónaco y su aún marido Ernesto de Hannover, cumple 23 años este 20 de julio y cobrando más protagonismo que nunca dentro del clan Grimaldi.

Artículo recomendado

Alexandra de Hannover presume de novio inaugurando sus vacaciones en Saint-Tropez

Alexandra de Hannover presume de novio inaugurando sus vacaciones en Saint-Tropez

Ella fue, sin duda, una de las grandes protagonistas del último Baile de la Rosa celebrado hace unos días gracias a un impresionante vestido firmado por Giambattista Valli. Junto a ella, su ya inseparable Ben-Sylvester Strautmann, con quien mantiene una relación desde hace años.

Alexandra de Hannover y Ben-Sylvester
Gtres

Digna sucesora de su madre y tomando el relevo de su hermana mayor, Carlota Casiraghi (muy centrada ahora en su familia y en la literatura y alejada casi por completo de la vida pública), Alexandra ha demostrado su elegancia y discreción durante toda su adolescencia. Una actitud muy diferente a la de todos sus hermanos Casiraghi, sobre todo Andrea y Pierre, muy relacionados con las fiestas y los eventos sociales durante su juventud.

Alexandra es la única princesa real de palacio. Ella la Grimaldi que más títulos nobiliarios ostenta gracias a su padre, jefe de la Casa Hannover, por lo que ostenta el tratamiento de Alteza Real, además de ser duquesa de Brunswick y Lüneburg y princesa de Gran Bretaña e Irlanda, ocupando el puesto duodécimo en la línea de sucesión al trono monegasco.