La Casa Real de Bélgica ha estado de celebración este fin de semana. Este domingo 4 de octubre el príncipe Emmanuel, tercero de los cuatro hijos de los reyes Felipe y Matilde, cumplía 15 años. Una fecha muy especial por la que el joven entra en plena adolescencia. "¡Gracias por los deseos de cumpleaños!", se publicaba desde las redes sociales de la Corona para agradecer las infinitas muestras de cariño hacia el príncipe.

Artículo relacionado

Por detrás de sus hermanos por detrás de su hermana, la princesa heredera Elisabeth -que está a punto de cumplir 19 años y ya ha comenzado el servicio militar- y de Gabriel de Bélgica, de 17 años, Emmanuel ocupa el tercer puesto en la línea de sucesión al trono de los belgas. Por detrás de él estaría la princesa Eléonore, de 12 años.

Emmanuel de Bélgica

Como viene siendo habitual, la Casa Real ha compartido una imagen del joven, coetáneo de la princesa Leonor. En la instantánea se puede ver al príncipe vestido con traje de chaqueta en el que podría ser su uniforme escolar. A este grupo pertenecen también, además de la princesa de Asturias, Alexia de Holanda, Ingrid Alexandra de Noruega, y siguiéndoles de cerca, Isabella de Dinamarca.

Emmanuel, el más introvertido de los cuatro hijos de los reyes Felipe y Matilde, parece que ha tomado conciencia de su cargo, mostrándose mucho más seguro ante las cámaras que hace un año. Entre sus aficiones, la música es la más destacable para el joven. Ya en su 14º cumpleaños se mostró al príncipe como todo un profesional del saxofón en la fotografía publicada para anunciar su día. Se trata de un talento muy significativo ya que este instrumento lo inventó Adolph Sax en la ciudad belga de Dinant, lo que lo convierte en todo un emblema y orgullo nacional.

Emmanuel de Bélgica
Instagram belgianroyalpalace

A sus 15 años, el hijos de Felipe y Matilde de Bélgica asiste a la escuela privada Eureka, en la localidad Kessel-Lo cerca de la ciudad de Lovaina. Este centro educativo está especializado en alumnos con problemas de aprendizaje, ya que padece dislexia. Además del francés y el inglés, allí también estudia holandés.

Además de sus dotes musicales, el príncipe practica diferentes deportes como el ciclismo, la natación, el esquí o la vela, y está fuertemente ligado a la naturaleza. Planes que comparte en numerosas ocasiones con sus padres y hermanos.