Este 15 de octubre el príncipe Christian cumple 15 años, un día que, sin lugar a dudas, se celebrará por todo lo alto en el Palacio de Amalienborg. Para comenzar la jornada, desde la Casa Real se han compartido varias imágenes del primogénito de los príncipes Mary y Federico en el que el joven ha posado como un auténtico modelo.

Artículo relacionado

Sin sus padres, el joven príncipe protagoniza un posado de lo más atractivo mostrando que se ha convertido en todo un adolescente, dejando atrás su infancia. El coetáneo de la princesa Leonor es el segundo en la línea de sucesión al trono danés -por detrás de su padre, el príncipe Federico-, por lo que su participación como representante de la Corona será cada vez más significativa, asistiendo a muchos viajes y actos oficiales.

Christian de Dinamarca

Entre las instantáneas, destaca una en blanco y negro en la que posa con camisa blanca y americana azul (color que puede apreciarse en una segunda imagen), en la que Christian parece una auténtica estrella adolescente de cine, con aires de lo más interesantes.

En las otras dos fotografías, el joven posa con dos estilismos algo más informales: camiseta blanca y sobrecamisa en color verde caza, mirando fijamente a la cámara; y una camiseta básica en tono oscuro, ocasión que aprovecha para sonreír algo más.

Christian de Dinamarca

El nieto de la reina Margarita vino al mundo en el Hospital Universitario de Copenhague, y a las pocas horas de nacer sufría un contratiempo, la ictericia, por el que estuvo ingresado unos días. Su recuperación fue rápida, y se convertía con ella en el primer miembro de la familia real danesa que acudía a una guardería.

Pionero fue también al ingresar en un colegio público, el Tranegård, movimiento que siguieron sus tres hermanos menores: Isabella, Vincent y Josephine.

Christian de Dinamarca

Otros daros curiosos de la vida del joven Christian son su aparición como personaje en un capítulo de 'Los Simpson', en el que la familia amarilla más famosa del mundo reflejaba como parodia a algunas de las Casas Reales de Europa.

Sin embargo, su vivencia más destacable ocurría en diciembre de 2015, cuando el príncipe tuvo que ser rescatado en una playa australiana. A sus 10 años, el también conde de Monpezat quedó atrapado en una corriente y tuvo que ser socorrido por el equipo de rescate. La anécdota se quedó en un buen susto.

[Imágenes: Det Danske Kongehus / Franne Voigt]