Tres hijos y trece años de unión sobre la que ha planeado en numerosas ocasiones rumores de crisis. Por el amor que les une y, sobre todo, por el bienestar de sus hijos, Carolina Adriana Herrera y el torero Miguel Baéz 'El Litri' han tomado la decisión de separarse, según ha publicado ¡Hola!.

Por el momento, la idea que hay detrás de esta díficil y dura decisión está la de tomarse un tiempo para reflexionar sobre los retos y cambios a los que se tendría que enfrentar en el futuro la pareja a medida que sus hijos se van haciendo mayores. La hija de la diseñadora venezolana y el diestro tienen claro que su intención es la de luchar por la vida en común que han construido y, por el momento, detrás de este periodo de reflexión no existe la intención de que derive en divorcio.

Artículo relacionado

Con su discreción habitual, la pareja cree que este paréntesis les dará la calma y la tranquilidad necesarias para abordar y replantearse temas determinantes para que su relación evolucione y se fortalezca, como sus actividades profesionales, su hogar, sus hijos o su estilo de vida, y que no pueden demorarse por más tiempo.

Carolina acaba de poner rumbo a Nueva York junto con sus tres hijos para visitar a sus padres, justo cuando Olimpia, Miguel y Atalanta han estado veraneando con 'El Litri' en Punta Umbría (Huelva).

La pareja se conoció en 2002 y dos años después se dieron el 'Sí, quiero' en un romántico y fastuoso enlace en Los Guateles, la dehesa extremeña que fue propiedad del torero.