El piloto de rallies, Carlos Sainz, ha utilizado sus redes sociales para denunciar el ataque que sufrió el coche de Uber en el que viajaba su hija, Blanca Sainz, el pasado sábado en Madrid. Supuestamente, un taxista arrojó una piedra al vehículo en protesta por el incumplimiento de las condiciones que impone la ley para la prestación de este tipo de servicios y que ha llevado a los profesionales del taxi a convocar una huelga indefinida en Madrid y Barcelona. El también piloto Carlos Sainz Jr., ha compartido el vídeo de cómo quedó el VTC en el que viajaba su hermana. Sin embargo, ambos han apuntado que son conscientes de que este tipo de acciones no representan al colectivo de taxistas pero han querido poner el foco en que los ataques violentos nunca son la solución a ningún conflicto.