Messi, el futbolista menos presumido, menos presuntuoso. El argentino odia las fanfarronadas que tantas veces se asocian a sus compañeros de profesión, no sin que estos hayan dado motivos… Pero el marido de Antonella ha dejado al descubierto su debilidad más cara: los vinos.

Artículo relacionado

Hablamos de caldos de Vega-Sicilia que cuestan más de 1.000 euros y que han sido comprados con un único fin: brindar por la mujer que lo trajo al mundo. Él gasta, pero lo hace por su madre ¡si es que hasta a la hora de fardar tenía que ser adorable! Su madre ha alcanzado los 57 años y para celebrarlo como es debido su hijo le compró un vino que fue embotellado en el mismo año de su nacimiento, esto es 1960. El detallito le ha salido por unos 2.000 euros calculan los expertos, que, además, apostillan que se trata de un vino descatalogado y solo para coleccionistas.

También ha tenido un presente consigo mismo y también compró una botella de su añada, esta es 1987. En este caso, el ‘detallito’ le salió más barato pues lo adquirió por, más o menos, la mitad que la otra botella. Nunca hay que eclipsar a la estrella del cumpleaños, bien lo sabe Lionel.