La muerte de Carme Chacón ha dejado sin palabras a todos los compañeros de partido de la que fuera ministra de defensa y tanto ellos como sus adversarios políticos han querido estar presentes en el primer homenaje que se rinde a la catalana tras su fallecimiento.

Artículo relacionado

“Para mí la vida es un privilegio. Sufro una cardiopatía congénita y eso me hace pensar que todos los días son un regalo. En teoría no podía ser madre, tengo 35 pulsaciones por minuto, el corazón del revés y un bloqueo articular y ventricular completo. Desde muy niña me advirtieron que debería llevar marcapasos y una vida muy tranquila, pero siempre he hecho todo lo que no tocaba. Muchas cosas de las que hago tienen que ver con esa sensación de privilegio que es poder vivir y que tan a menudo olvidamos”. Con estas palabras contaba Carme hace apenas dos años la enfermedad que sufría y su optimista manera de afrontarla.

Esta enfermedad, que para muchos ha sido desconocida hasta el momento de su muerte, ha sido la que presuntamente ha terminado con la vida de la ex socialista que, recordemos, era madre de un niño de 8 años.