El próximo mes, Carmen Rivera Montes cumplirá su segundo año de vida. Su padre, Francisco, ha compartido con sus seguidores lo graciosa y tierna que está su hija, cuando le faltan escasas semanas para ser toda una ‘mujercita’ de dos años.

Artículo relacionado

A pesar de su corta edad, Carmen ya ha encontrado un amigo fiel que jamás le fallará. El perro familiar recibe pacientemente cada cariño que le hace la niña, cada beso que le dedica, aunque no tenga demasiado claro de qué va el gesto. Y es que tiene razón Rivera, “no existe amor más puro, ni mejor correspondido”. Ni el de la pequeña, ni el del can. Los dos serán los mejores compañeros.

Fran y Lourdes están encantados con la familia que han formado; una familia de la que también forma parte Tana, la hija que el torero tuvo en su anterior matrimonio, con Eugenia Martínez de Irujo. La adolescente, a pesar de vivir en Madrid, se siente muy vinculada a Sevilla, como lo estaba su abuela, la Duquesa de Alba, y le encanta pasar temporadas con su padre y su hermanita pequeña.

De momento, parece que el tema de hacer más grande la familia está en suspenso y disfrutan del ahora. La mejor manera de ser verdaderamente felices, sin agobios por lo que tenga que venir. Carmen es la pequeñaja de la familia, y , en cartera, no hay otros planes.