No hay boda que se libre de las anécdotas, esos pequeños detalles que, al final, son los que quedan para siempre en el recuerdo. En la boda de Belén Esteban y Miguel Marcos los nervios están a flor de piel y al final le han terminado pasando factura a la colaboradora.

Artículo relacionado

Pero de un modo muy divertido. Ha sido Carmen Borrego la que ha desvelado el pequeño despiste de la novia en el altar que ha hecho reír a todos los invitados. Belén, muy emocionada, ha tenido una pequeña equivocación al decir los votos a su marido; así, en lugar de jurarle fidelidad, le ha jurado "felicidad".

Carmen Borrego y su marido

Una equivocación de lo más divertida que en realidad tiene mucho que ver con lo que Belén espera de esta nueva etapa que comienza con su gran amor, Miguel Marcos. Una vida entera repleta de felicidad, claro que sí.