Blanca Suárez acaba de recoger un premio como Actriz Revelación en el Festival de Cannes vestida con un precioso vestido Givenchy negro que combinó con joyas Chopard. El mismo vestido –aunque en versión diurna, blanca, en corto y sin cinturón– con que hemos visto a Kim Kardashian pasear su fotogénico embarazo por Los Angeles.

Estamos seguros de que nunca la casa Givenchy imaginó que una de sus prendas pudiera ser tan versátil.