Ver a alguien de esa guisa por el centro de Madrid no deja indiferente a nadie.

Pero cuando la que va en camiseta y ropa interior es Bimba Bosé, uno se sorprende, pero menos. La modelo, diseñadora y cantante nos tiene acostumbrados a todo tipo de excentricidades. Lo último, salir a la calle sin pantalones.

Acompañada de su novio, el modelo inglés Charlie Centa, de 21 años, diecisiete menos que ella, la pareja paseó desafiando las temperaturas hivernales vestidos solo con una camiseta en la que se podía leer "Sinchronic" (desde luego, sincronizados iban). Por detrás, un misterioso mensaje: "Faltan dos días"... ¿Para qué? Habrá que seguirles la pista...