Belén Rueda estudiaba para ser arquitecto cuando conoció a un italiano llamado Massimo, se casó con él y se marchó a Italia.