Muchos la recordarán como la 'partner in crime' de Wyoming en 'El Intermedio' durante años pero, ¿qué ha sido de Beatriz Montañez? En uno de los momentos profesionales más exitosos de su carrera, la periodista decidió echarse a un lado. Ha sido ahora, cinco años después, cuando la presentadora a hablado abiertamente de esta etapa en la que se sintió "perdidísima".

Beatriz Montañez ha reaparecido en el programa 'Hoy por hoy' de la cadena SER para presentar su libro 'Niadela', un relato en el que habla de su experiencia de aislamiento en el bosque. La presentadora, de 44 años, decidió romper con su vida de manera radical hace cinco años trasladándose a una casa que encontró en ruinas en medio del bosque. Una experiencia que aunque dura ha sido muy sanadora para ella: "Había mucho ruido en mi vida y eso me provocaba mucha inestabilidad. Sentía que en cualquier momento iba a explotar y necesitaba silencio. Quería parar y conocerme más", le confesaba a Àngels Barceló.

Artículo relacionado

No había electricidad, ni agua caliente, ni vecinos... pero sintió que era el lugar perfecto para volver a empezar :"Cuando entré tuve una sensación espectacular". En medio de la charla, Beatriz Montañez ha explicado que la única relación que mantiene con la "vida real" es cuando baja al pueblo más cercano a hacer la compra o cuando cada seis meses viaja a Madrid para reunirse con sus familiares y amigos.

Beatriz Montañez

Beatriz Montañez reaparece en la cadena SER

Cadena Ser

Pero algo que se han preguntado todo es... ¿de qué vive? Montañez ha confesado que lleva una vida muy austera, tanto que vive con 150 euros mensuales del dinero que ganó durante su etapa en televisión. "Me hice vegana así que lo que como es bastante barato, porque son verduras frescas, legumbres, semillas... No pago casa y lo que hice fue instalar un equipo fotovoltaico, el agua viene de un pozo...".

Feliz del camino que ha decidido tomar, asegura que ha aprendido mucho a lo largo de estos años: "Me afectaba mucho la imagen que la gente tenía de mí, que no tenía nada que ver con la realidad. (...) La soledad ha sido, es y será la mejor amiga que he tenido nunca", sentenciaba a la vez que resume la felicidad en la palabra "simplicidad".