Durante una sobria pero emotiva ceremonia celebrada en el Palacio Real de Amsterdam, la reina saliente Beatriz de Holanda, ha firmado su abdicación a favor de su hijo, el nuevo rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima, que también han rubricado el documento.

Entre los asistentes se encontraban las tres hijas del matrimonio: Amalia, princesa heredera y sus hermanas Alexia y Ariane. Las tres vestían de amarillo.