En su visita a ‘Sábado Deluxe’, Ágatha Ruiz de la Prada estuvo tan irónica, como divertida, tan elegante, como interesante y pintó un retrato a su ex, Pedro J. Ramírez, en el que no ha salido muy favorecido… ahora él ha respondido.

Artículo relacionado

Entre otras declaraciones bomba, dijo que el padre de sus hijos es un cursi. Y eso que aún no había escuchado la retahíla frases que empleó en ‘La mañana de Federico’ el martes 30. El periodista era entrevistado por el programa radiofónico, que se interesaba por eso que había dejado a entender la propia diseñadora al comienzo de la noche del sábado, “me han llamado diciendo que no viniese, que emprenderían acciones legales”, J. Ramírez, se remitía a lo que ya había dicho, “la semana pasada emití jurisprudencia. Yo dije: el amor siempre vencerá al odio, la generosidad es más importante que el rencor. No voy a hablar más que de la persona que comparte mi vida, con la que estoy siendo inmensamente feliz”.

Ágatha se ha alzado con la simpatía de una audiencia que vio en ella grandes dosis de realidad sin almibarar. La realidad está repleta de color y alegría, pero también tiene aristas y lados amargos, de cada uno depende saber cómo endulzarlos y, no hay duda que, desde su divorcio, Ruiz de la Prada no hace más que condimentar su existencia, añadiéndole un montón de especias que antes la miraban aburridas deseosas de ser empleadas. Ahora Ágatha le pone mucho picante a cada cosa que dice o hace, regalándonos instantes tan únicos como el vivido en su paso por el Deluxe.