Dicen que después de la tempestad llega la calma y eso es lo que le ha pasado a Anita Matamoros. Después de unas semanas complicadas con la operación de su padre, con los buenos resultados obtenidos, la joven sigue disfrutando de sus vacaciones.

Ha sido durante su estancia en Barcelona con su novio, David Salvador, donde ha recibido una noticia que le ha hecho saltar de alegría: "Estoy super contenta. Solo puedo daros las gracias", decía la joven junto a una instantánea en la que mostraba con orgullo que había alcanzado 500.000 seguidores en Instagram.

Artículo relacionado

Medio millón de seguidores que la convierten en una verdadera influencer. Y es que, Anita cuenta como hace dos años y medio cuando solo contaba con 50.000 jamás se pensaría haber llegado a esta importante cifra. La hija de Makoke ha querido dejar claro que su crecimiento ha sido "por méritos propios, por ser como soy".

Anita Matamoros

Como no podía ser de otra manera, Anita quiere celebrar esta cifra con sus fans y para ello ha propuesto contactar un día con todos ellos para poder hablar virtualmente con ellos, una idea que no ha gustado demasiado a sus seguidores.